jueves, 11 de septiembre de 2008

Futbol: Tiempos mejores


Esta fecha doble de eliminatorias nos dejó cosas interesantes para el analisis dependiendo desde donde lo enfoquemos.

Si lo vemos desde los frios números, conseguir 4 de 6 puntos posibles de local no es lo ideal y menos aún para un equipo como Perú que vive con la soga al cuello, que tiene que jugar siempre con las matemáticas y que de visita suma muy poco o casi nada. Por eso es que necesitamos ganar todo en casa sea quién sea el rival, porque en eliminatorias, normalmente, clasifica el que suma la mayoría de puntos en su cancha y "roba" algunos de visita.

Pero los números son, como dije antes, frios, cerrados, dejan poco o nada para analizar solo saben de sumar o restar. Por lo tanto prefiero enfocarme mas en la parte futbolística, en el juego mostrado por la selección, en la actitud del equipo(ahora si parece un equipo). Un detalle mas, en estos 2 partidos se sumó mas puntos que en todo lo que va de las eliminatorias.

Antes del partido ante Venezuela la gran mayoría de peruanos tenía poca fé en lo que se podía conseguir(me incluyo en esa mayoría), con los resultados que precedían a la bicolor las esperanzas eran muy escasas, sobre todo viendo que Venezuela venía haciendo las cosas bien y que luego nos tocaba con el siempre favorito Argentina, hasta me animaría a decir que muchos querían que pierda Perú(ahí si no me incluyo).

Pero llegado el momento de jugar con los Venezolanos, con estadio casi vacío, con la poca fé de muchos y con la esperanza de pocos, el equipo nacional sorprendió a todos jugando un futbol muy agresivo buscando el gol desde el primer minuto(conté hasta 4 ocasiones de gol claras antes del minuto 15) y sobre todo dejando el alma en la cancha y con jugadores que mostraron un nivel muy alto como Zambrano, Alva y Vargas. Estaba el partido para la goleada, pero no pidamos tanto tampoco, el partido se ganó bién y con tranquilidad porque mas allá de que en el segundo tiempo sintió el esfuerzo de los primeros minutos, la visita nunca puso en peligro el triunfo nacional. 3 puntos y que venga Argentina.

4 días después nos tocaba una prueba mas seria, Argentina con Messi, Aguero, Riquelme y demas querían recuperar lo perdido frente a Paraguay en Buenos Aires, ellos habrán pensado "que mejor lugar para recuperarnos que Lima", una plaza habitualmente facil para cualquiera, pero lo que no esperaban era que Perú saliera a jugarse la vida frente a ellos y asi fué, por mas que pusieron juntos a Messi y Aguero no pudieron romper una defensa solida(raro en nosotros) que estuvo concentrada casi siempre.

Perú tuvo las ocasiones mas claras, una de Fano de cabeza y otro remate de Daniel Chavez, ambos atajados por Carrizo, pero sobre el final parecía que volviamos a nuestra realidad cuando llegó el gol argentino, ya me imaginaba los titulares de los diarios al día siguiente con esa maldita frase de "jugamos como nunca y perdimos como siempre".
Por suerte hay un jugador distinto en Perú, y ese es Juan Manuel Vargas, que cuando todo parecía perdido(minuto 93) empezó a correr desde su cancha con la pelota y con Battaglia colgado de su hombro(en verdad parecía que, aun si se le colgaban los 11 argentinos, no lo paraban) para poner un pase exacto a Fano y que el delantero nacional ponga el empate.

Al final no se consiguieron los 6 puntos que se necesitaban, pero se consiguió algo mucho mas importante, un equipo, y esto es para alegrarse. Gran mérito de Chemo porque se la jugó por gente nueva y mantuvo su postura de no llamar a los indisciplinados a pesar de que la prensa presionaba para que vuelvan.

Probablemente estos 4 puntos no nos alcancen para ir al mundial, pero estoy seguro que si el equipo sigue jugando así, nadie nos va a pasar por encima como lo hicieron Ecuador y Uruguay.

2 comentarios:

Enrique Bravo Prado dijo...

Muy buena frase:
"(en verdad parecía que, aun si se le colgaban los 11 argentinos, no lo paraban)"
Me gustó el artículo, con mucha sensibilidad pero con los pies sobre la tierra.
Saludos

Koala dijo...

Hola:

Gracias por el comentario, en realidad escribí lo que sentí en ese momento porque si bien es cierto me emocioné mucho por el resultado final(por como se dieron las cosas) el punto logrado no ayuda mucho para buscar la clasificación.

Saludos